uiv, universidad indígena de venezuela, indígenas venezuela, universidad indígena de venezuela, universidad indígena, universidad indígena de tauca, tauca, uiv, caño tauca, interculturalidad, educación indígena, educación superior indígena, educación propia indígena, cosmovisión, cultura indígena, cultura originaria, culturas indígenas, pueblos indígenas de venezuela, pueblos originarios, baile tradicional, canto tradicional, organización indígena, ye'kwana, yekuana, yekwana, ye'kuana, piaroa, huottuja, huotöja, wuotuja, wotjuja, shiriana, pemon, pemón, jivi, pumé, pume, eñepa, e'ñepa, warao, sanema, yukpa, identidad, identidad indígena, resistencia indígena, sabiduría indígena, sabiduría, leyes indígenas venezuela, indígenas de venezuela, indígenas venezuela, conocimiento indígena, conocimiento ancestral, idioma pumé, idioma ye'kwana, idioma yekuana, idioma yekwana, idioma ye'kuana, idioma piaroa, idioma huottuja, idioma huotöja, idioma wuotuja, idioma shiriana, idioma pemon, idioma pemón, idioma jivi, idioma pumé, idioma pume, idioma eñepa, idioma e'ñepa, idioma warao, idioma sanema, areas demostrativas, colectivo, trabajo comunitario, comunidades indígenas venezuela

Está usted en:Pueblos Originarios / WARAO / Forma de Vida
 

Recomendar

  • Nombre de amigo
  • E-mail de amigo
  • tu nombre

Forma de Vida

Forma de vida ancestral Warao

Durante mucho años la vida de los Warao ha mantenido nuestro modo de vida autónoma, nutriéndonos con nuestros propios alimentos que es la yuruma. Por eso la vida de nosotros los warao gira alrededor de la palma de moriche. Los ancianos dicen que la palma de moriche es el árbol de la vida; ella les proporciona todo, bebida y materia prima para hacer nuestros instrumentos de trabajo.

Esta mata de moriche crece en los lugares pantanosos y nosotros los Warao aprovechamos cada una de las cortezas. Del tronco sacamos una harina blanca que llamamos yuruma, que apreciamos mucho porque fue nuestro principal alimento durante siglos. También del tronco extraemos un líquido que usamos como bebida típica. Cuando lo tumbamos, después de varias semanas se producen unos gusanos blancos. Para nosotros esta es una comida exquisita porque tiene sabor a manteca. Solemos comerlos crudos o asados.

De las hojas de la palma sacamos una finísima fibra (jau cavulla) con las que tejemos nuestros chinchorros para uso personal. También hacemos cuerdas para todo uso las hojas para los techos de las viviendas Las hojas son usadas para las flechas, el palmito para comer cocinado y los tallos o batago usamos para pescar.

Depués se descubrió el uso de la tierra y luego empezó a producir el alimento, mediante la agricultura en pequeñas parcelas dependiendo del tamaño de la familia. También se ha dedicado a la cacería para mantener a nuestra gente, esto nos ha fortalecido y nos ha dado una esperanza y fuerza, para identificarnos como Warao en los llanos Venezolanos que es nuestra tierra de origen, que nos han dejado los abuelos.

En ese momento su vida fue feliz en ambiente sano y seguro donde se reflejaba su pensamiento, envuelto de patrimonio cultural compartiendo los valores y respetado los lugares sagrados, convocando a nuestros ancestros, brindándole la bebida tradicional. A través de todo esto, nos ayudó a que la tierra fuera productiva. En este momento fue el conocimiento valioso respetado por los mismos indígenas durante sus diferenciales de vida, sin clases sociales, todo el producto era compartido colectivamente.

Desde hace mucho tiempo fuimos recolectores, cazadores y pescadores pero no teníamos la capacidad de trabajar con el mejoramiento del suelo pobre, la recuperación de conuco viejo pobre de nutriente, etc.

Proceso de destrucción de la cultura tradicional

Viene sucediendo el cambio del patrón de asentamiento y muchos de nuestros valores fueron abandonandos. Hubo el olvido de la identidad, empezó la división y el individualismo por parte de la cultura invasora, fuimos convencidos, aceptamos las herramientas modernas que nos ha señalado la cadena de la dependencia.

Esto ha sucedido en más de 60 años, despojando nuestro derecho originario hasta dejarnos sin tierra. Nos ha sido difícil enfrentarlo y buscar la solución por falta de capacitación. Al ver que ya no teníamos espacio donde desarrollarnos fuimos integrándonos como peón, el de los mismos caberos que nos dominan con su herramientas poderosas. Nos exigían a que hiciéramos el trabajo que le pertenece y nos pagaban con los reales para nosotros poder mantener a las familias de una manera individual. Fuimos derrotados a la fuerza. También la educación propia y el derecho al territorio.

Con la mezcla de la cultura criolla nos han generado muchos problemas por no analizar antes de aceptar el uso de las herramientas modernas que son los materiales de afuera. Hemos quedado con mucha duda, por no saber utilizarlo. Surgieron enfermedades desconocidas muy difícil de curar con la medicina tradicional del propio pueblo Warao.

Vemos que el patrón de asentamiento se ha ido cambiado, no es el mismo de antes, más en la forma de organización propia con la voluntad del pueblo indígena Warao. Poco a poco se ha ido desapareciendo la riqueza de la naturaleza de los ríos, caños, entre otros. Por mucho descuido de nosotros mismos, sólo nos dedicamos a los recursos ajenos esperando que nos dieran el trabajo para ganar dinero y sobrevivir, no nos alcanza para levantarnos como pueblo Warao de una manera sustentable sin darnos cuenta de lo que estaba sucediendo dentro de la misma comunidad nuestra.


Enviado por Juba Gregorio Camacho





(23) Artículos relacionados

<<<   123 >>>

powered by paginasweb.es